Skip to main content

Estándares


El API se formó en 1919 como una organización que establece estándares y es líder mundial en convocar a expertos en la materia en todos los segmentos para establecer, mantener y distribuir estándares de consenso para la industria del petróleo y el gas. En sus primeros 100 años, el API desarrolló más de 700 estándares para mejorar la seguridad operativa, la protección ambiental y la sostenibilidad en toda la industria, especialmente a través de la adopción de estos estándares a nivel mundial.

Los estándares del API se desarrollan conforme al proceso de acreditación del API de los estándares nacionales de los EE. UU., lo que garantiza que los estándares del API sean reconocidos no solo por su rigor técnico, sino también por la acreditación de terceros. Eso facilita la aceptación por parte de los reguladores estatales; federales; y, cada vez más, internacionales.

Desde 1924, el Instituto Americano del Petróleo ha sido una piedra angular en el establecimiento y el mantenimiento de estándares para la industria mundial del petróleo y el gas natural. Nuestro trabajo ayuda a la industria a inventar y fabricar productos superiores de manera uniforme, proporcionar servicios críticos y garantizar la equidad en el mercado para empresas y consumidores por igual. Además, promueve la aceptación de productos y prácticas a nivel mundial.

Los estándares mejoran la seguridad de las operaciones de la industria, aseguran la calidad, ayudan a mantener los costos bajos, reducen el desperdicio y minimizan la confusión. Ayudan a acelerar la aceptación, llevan los productos al mercado más rápidamente y evitan tener que reinventar la rueda cada vez que se fabrica un producto.